Una menor de cinco meses de gestación nació inesperadamente en una residencia del barrio Fátima de Manizales

La reacción de varios policías fue vital para salvar la vida de la pequeña.

En atención a la campaña “Aislarnos Para No Separarnos” la Policía Metropolitana de Manizales con susuniformados adscritos al CAI Fátima, atendieron las voces de auxilio y lograron salvaron la vida a una pequeña que, con tan solo cinco meses de gestión en el vientre de su madre, nació de manera inesperada.

Un auxiliar de Policía , se encontraba de servicio de guardia en las instalaciones policiales, de manera repentina escucha unas voces de un hombre desesperado. Al percatarse del hombre que corría angustiado en búsqueda de ayuda, logra ver que en sus brazos tenía una cobija, en medio de llanto desesperado le muestra a nuestro uniformado que lo que traía consigo es a su pequeña hija que con tan solo cinco meses de gestación en el vientre de su madre, nació en la residencia de esta pareja que por supuesto no la esperaban en este tiempo.

De inmediato “se me comunica con la central de radio, por medio de ellos y la línea de asistencia médica le dieron los pasos para dar los primeros auxilios a la pequeña. “Primero la destapamos un poco para que el oxígeno llegara a su cuerpo”, expresó uno de los uniformados.

De inmediato fueron reportadas las patrullas para que allegaran de manera inmediata al CAI Y poder trasladar a la niña al Hospital de Caldas en el menor tiempo, ya que este corría en nuestra contra, en el centro de salud ya se encontraban alertados y con los protocolos listos para atender este caso de alto riesgo.

Mientras que la niña estaba siendo atendida por los galenos, los cuadrantes buscaban de manera desesperada a la madre de la menor, pues en medio del afán y la angustia del padre por la criatura, no indicó donde era su residencia, gracias al seguimiento realizado a través del circuito cerrado de televisión CCTV lograron ubicar a la madre que se encontraba en delicado estado, esta fue trasladada en ambulancia al lugar donde estaba su pequeña hija y atendida por personal médico, que indicó que era un milagro que ambas estuvieran vivas.

Tanto la madre como su pequeña se encuentran bien y bajo observación médica en este centro asistencial de la ciudad.