Madre e hija calcinadas en accidente en Ecuador murieron abrazadas y así serán enterradas por solicitud de la familia

Claudia Soto y su hija muertas
Claudia Soto y su pequeña Madeleine juntas por la eternidad

El accidente en el cual murieron tres caldenses de una misma familia, ocurrido en la vía Panamericana El Guabo – Ponce Enríquez, conmocionó a los habitantes de El Guabo, provincia El Oro, Ecuador, donde vivían desde hace seis años.

En el trágico percance murieron Claudia Soto y su bebé Madeleine de 16 meses, además del padre de la menor, Ubaldo Marín Carvajal, quienes no alcanzaron a salir de los hierros torcidos del vehículo en el cual se transportaban y que fue impactado por un bus la noche del pasado lunes 8 de julio.

Claudia y su pequeña hija murieron abrazadas cuando el fuego las calcinó y así serán sepultadas en Manizales cuando sus cuerpos, en compañía de los restos de Ubaldo, lleguen desde el vecino país a la capital de Caldas el próximo lunes, tras cinco días de viaje.

Publicación de Claudia Soto en la red social Facebook, en ella expresaba el gran amor que sentía por sus hijos.

Según relató el portal de noticias Extra, el hermano de Claudia fue el encargado de darle la mala noticia al único sobreviviente de la tragedia, Anderson, de siete años, el hijo mayor de la pareja fallecida.

“El niño piensa que sus padres están en otro hospital y que ellos ya vienen a buscarlo, que se están demorando porque le están comprando unas zapatillas y él los está esperando”, relató Farley Soto, hermana de la occisa.

Al mediodía de este miércoles los féretros fueron trasladados al pueblo de Lagos, frontera con Ecuador, y luego los llevarán hasta Manizales, donde familiares y amigos les darán el último adiós.