Falsos bomberos pretendían engañar a ciudadanos de Neira. Cuidado.

Un ciudadano de esta localidad del norte de Caldas se percató del engaño de tres hombres vistiendo prendas similares al del cuerpo de bomberos. De inmediato decidió alertar a la patrulla del cuadrante, quienes se dirigieron al parque principal ubicando a los tres sospechosos según las características recibidas.

Los hombres se sorprendieron, sin embargo, accedieron al registro personal y entre sus elementos personales les fueron encontrados varios bonos de venta en los que ofrecían premios como una casa, un camión, 4 vehículos entre ellos uno  eléctrico y una mini van, viajes en crucero, tres motos (una eléctrica) y un dron.

El valor del bono era de $169.900. Inclusive, para confundir más al comprador, el bono ofrecía teléfonos de contacto y un supuesto permiso de legalidad y como responsable el cuerpo de bomberos del municipio de Murillo – Tolima, aparentemente en beneficio de recoger fondos para la compra de uniformes de trabajo y equipos de dotación personal de alta montaña.

Este es el falso bono

Fueron trasladados a la estación de policía para verificar la legalidad del producto, la policía se comunicó con bomberos del municipio de Murillo en el Tolima, confirmando que ellos no adelantaban ninguna clase rifa. Así mismo, el dictamen de EDSA, corroboró que se trataba de un engaño, fueron capturados y dejados a disposición por el delito de ejercicio ilícito de actividad monopolística de arbitrio rentístico, artículo 312 del Código Penal Colombiano.

Los hombres son oriundos del departamento de Norte de Santander, al parecer recorren los diferentes municipios de la provincia ofreciendo los bonos, pensando que pueden tener mayor rentabilidad.

Ante este tipo de hechos, la Policía le recomienda a la comunidad, abstenerse de este tipo de compras que no ofrecen ningún soporte de legalidad, verificar ante las autoridades si tiene el permiso respectivo. En Caldas, la Empresa Departamental para la Salud – EDSA- es la encargada de la organización, administración, operación y control de los juegos de suerte y azar de su competencia, contemplados en la ley 643 de 2001.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.