Un S.O.S. por la salud de Dylan Andrés

Un drama vive la familia de Dylan por sus degenerativas malformaciones

Dylan no se puede movilizar debido a la espasticidad

Un drama vive la familia de Dylan Andrés Gómez, un niño de 11 años quien sufre de hipoxia cerebral asociada a un reducido suministro de oxígeno al cerebro. Esta condición ha generado un grave trastorno motor del sistema nervioso en el que algunos músculos se mantienen permanentemente contraídos y que es conocido como espasticidad.

Desde hace seis meses los especialistas tratantes de Dylan recomendaron el implante de una bomba de baclofeno, un dispositivo que reduce la espasticidad que lo mantiene con malformaciones en manos, piernas y pies.

Sin embargo, Yuri Vasco, la madre del menor, denuncia que la EPS COOMEVA no autoriza el dispositivo que se implantaría subcutáneamente en el estómago, ni los medicamentos para suministrarle a su cerebro a través de la médula espinal y que ayudarían a una notable mejoría motora de sus extremidades.

Según Yuri la bomba de baclofeno tiene un costo de 100 millones de pesos y esa sería la causa para la negativa de la EPS, pese a que tiene tutelas y desacatos a su favor en las que jueces exigen a la entidad responder cuanto antes por la salud de Dylan.

Manizales En Línea Noticias trató de ubicar a las directivas regionales de COOMEVA pero no fue posible una respuesta.

Dylan sufre de notorias malformaciones en sus pies

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.