Bureau Veritas recertifica en normas de calidad internacionales a la Industria Licorera de Caldas

La firma Bureau Veritas recertificó a la Industria Licorera de Caldas (ILC) en las normas internacionales de calidad ISO 9001 – 2015 (gestión de calidad), ISO 14001 – 2015 (gestión ambiental) e ISO 45001 – 2018 (gestión de la seguridad y salud en el trabajo).

De esta manera la ILC hace parte de una lista de prestigiosas entidades en Colombia y en el
mundo que le han apostado a tener sistemas de gestión que marcan la diferencia a través de su organización, logrando así la elaboración de productos de máxima calidad y por ende la satisfacción de sus clientes.

Luis Roberto Rivas Montoya, gerente general de la Industria Licorera de Caldas, felicitó
a todo el equipo de colaboradores por el compromiso de sacar adelante estos procesos de recertificación, que permiten que la empresa mejore su gestión. “Cada año hemos encontrado una auditoría más estricta y eso ha sido positivo, porque nos ha exigido y comprometido mucho más. La compañía ha ido evolucionando y cada año somos mejores, más organizados y con procesos más interiorizados, lo que hace que se logren las recertificaciones”, agregó el directivo.

Yuliana Gómez Idárraga, representante para el Eje Cafetero de Bureau Veritas, indicó que a través de estas certificaciones internacionales se establece un esquema de trabajo que
definitivamente permite a las empresas exceder y satisfacer las necesidades del mercado y a su vez optimizar los procesos en la búsqueda permanente de la mejora continua.

Esta recertificación es el fruto y la representación de un gran esfuerzo en tiempo y recursos por parte de la alta dirección y todo su equipo de colaboradores. A través de la auditoría se evidenció el compromiso y la orientación de todos sus esfuerzos, al pleno
cumplimiento de cada uno de los requerimientos establecidos en la norma, y su
preparación para brindar en todo momento el mejor de los productos, buscando siempre la
optimización de la relación con sus clientes”, anotó Gómez Idárraga.

Estas recertificaciones de calidad tienen vigencia hasta 2024, con visitas de seguimiento
para garantizar la continuidad y cumplimiento de todos los requisitos en cada uno de los
procesos. “Me enorgullece el hecho que una empresa del Estado como la ILC esté certificada en estas normas tan importantes. Eso quiere decir que hay muy buen compromiso de los
colaboradores y sobre todo de las directivas”, concluyó Gloria Nancy Hoyos Rodríguez,
Profesional Universitaria de Aseguramiento de Calidad de Industria Licorera de Caldas.